La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Historia del Club Naval

"El día 9 de Junio de 1939, en reunión de Oficiales dimos de alta a bordo del MC CALDAS, la estatua de la Virgen de las Olas, regalada por el suboficial Pablo Prieto. En medio de la animación unánime y por motivo de un incidente que tuvo un oficial que no es oportuno nombrar, resolvimos sin más ni menos fundar un Club particular para Oficiales Navales. Y todo el mundo en medio de los tragos, prometió con tropical efusividad hacer y dar esta vida y la otra.

Durante ocho meses sucesivos planes para conseguir un local. La cuestión financiera fallaba siempre. Un día el Capitán Rodríguez elegido Presidente, y el Teniente Piedrahita resolvieron tomar, la en un tiempo famosa e invulnerable y totalmente destruida, fortaleza de Santa Cruz de Castillogrande. No había nada en ese lugar, ni agua, ni playa, ni espacio suficiente. Los oficiales en persona limpiábamos. Cada domingo a las 8:00 de la mañana nos presentábamos allá con seis botellas de cerveza como contribución y una herramienta. Por turnos llevábamos gallina aderezos para el sancocho. Se trabajaba en forma titánica. A las tres de la tarde se suspendía el trabajo y después del baño comenzaba el sancocho en medio de la más estupenda profusión de chistes, coplas y canciones.

El Centro de Recreación de Oficiales Club Naval Santa Cruz de Castillogrande tiene una organización especial. Todo Oficial de la Armada es socio activo y está en indeclinable obligación de trabajar, de crear algo, sin estipendio alguno. Siendo una institución particular, presta a la Armada invaluables servicios, ofreciendo esparcimiento sano a los Oficiales y sus familiares, y estableciendo un vínculo cordial con la sociedad Cartagenera. Así nació el Centro de Recreación de Oficiales Club Naval Santa Cruz de Castillogrande: entronizando la Virgen, consumiendo buen cocido, apurando un noble trago y cantando una copla. Hoy es el orgullo de los Oficiales Navales, el lugar más hermoso entre tanta belleza y el sitio preferido de la sociedad Cartagenera.“

 

VICEALMIRANTE RUBÉN PIEDRAHITA ARANGO
(Episodios de la Armada 1954)